Mi micromundo expresado con macrosentimientos....

viernes, 26 de noviembre de 2010

Quimica

Todo en la vida esta regido por pura química, por reacciones. Y no solo hablo de los procesos como la digestión o la mera respiración, no. Cuando digo todo, es todo. La risa o incluso el hecho de enamorarte, el amor en sí, es química, puras hormonas.

Con la risa el cuerpo se oxigena seis veces mas que al respirar profundamente, por otra parte también se segregan endorfinas que producen una sensación de satisfacción, de bienestar. Además ayuda a curar el estrés, la depresión, la angustia y la falta de autoestima. Sí, la falta de autoestima también, increíble.

En cuanto al amor, eso es más complejo. Es impresionante, se supone que antes de fijarte en una persona, es porque ella encaja en tu molde, en tu prototipo. Y la cosa es: ¿cuándo creamos ese dichoso modelo? ¡De niños! Entre los cinco y ocho añitos desarrollamos unos mapas mentales en relación con experiencias y gente cercana.

Se dice que inconscientemente estamos continuamente “calculando” las posibilidades de éxito que tendríamos con prácticamente todas las personas que vemos. Y cuando al fin encuentras a una persona que encaja con tu ideal a quien amar, realmente hay electricidad y química:
Una señal de alarma se dispara y nuestro cuerpo entra en un completo caos; la presión arterial sube, el corazón entra en un traqueteo constante, se liberan grasas y azúcares y se generan glóbulos rojos. Entras en un estado en el que todo es urgente, vives en el siento-luego-existo, en el juego de la atracción, un territorio libre de razón.

Así que estos argumentos llevarían a mucha gente a afirmar que el amor como tal no existe, que todas las palabras y los sentimientos que puedes llegar a decir o sentir son huecos, son consecuencia de esa imbecilidad transitoria, de esas anfetaminas naturales que te ponen a cien.
Mi posición es contraria, he aquí la prueba factible de que existe y es lo racional dentro de lo irracional.

Qué queréis que diga, será que me gustan las ciencias pero todo este revoltijo de reacciones químicas me encanta. 



-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Criticas constructivas. Nunca me olvido de las ciencias!

2 comentarios:

  1. HEctor eres muy grande, esta entrada me gusta

    ResponderEliminar
  2. Se hace raro hablar de ciencia sin numeros eh! jajaja

    ResponderEliminar